11.5.14

El montador infiltrado



br />

Un nuevo reality producido por (Eyework- Cuatro Cabezas) se llama "El jefe infiltrado". 
Tengo que decir que me entretiene. Lo veo sin más. 

La factura me parece acertada como casi todas las que se realizan en esta productora, por cierto comprada hace unos meses por Warner Bros
Tiene una planificación del rodaje cuidada con varias cámaras que lo registran todo con diferentes puntos de vista. Con un trabajo de zoom que, bien planificado, utilizan para subrayar momentos significativos y emocionantes. 
El montaje es la clave. Todo se construye en el montaje. Como recogen mucho material todo se organiza narrativamente en el montaje. Donde corte a corte se construye el programa.
La postproducción de sonido ayuda a crear el clímax emocional. La ambientación musical y los subrayados sonoros son parte de los elementos que hacen que este programa transmita sentimientos.
El proceso de trabajo en la grabación de programas y documentales ha cambiado. Los directores disponen de tres cámaras en el rodaje y se ha pasado de preguntar ¿Dónde colocas la cámara? en la localización a preguntar ¿qué ángulo de cámara seleccionas en la sala de montaje?

Me gusta "El Jefe Infiltrado". Es un reality con personalidad. Pero me gusta más el americano Undercover BossStephen Lambert responsable del original trabajó como productor de documentales para la BBC. Tiene muy clara la estructura narrativa que domina sus programas para que lleguen al público:
En USA todo es más intenso y todo está construido de forma clara, sabes claramente lo que hay que descartar en cada escena. Se usa mucho la música, esta te dice siempre que emoción debes sentir. Esto hace que todo sea más grande, más acelerado, más intenso, más dramático y más emocional. 

Normalmente tardamos en editar un programa siete u ocho semanas. El piloto americano se editó en cuatro.  
Undercover Boss: Inside the TV Phenomenon that is Changing Bosses and ...




El formato emitido por CBS y que aquí vemos después del español me permite conocer un poco mejor a la población americana. Me llama la atención algunas cosas de las que carece la clase trabajadora en EEUU: la educación y la sanidad. En la mayor parte de los programas los premios son una beca de estudios para los hijos y para pagar una intervención médica de alguno de los trabajadores. No solo eso, también premian con vacaciones y cancelando deudas financieras.

Y me siento un privilegiado porque en este país la sanidad todavía es pública y gratuita. Y un poco triste porque la educación ya no.

El productor del programa original lo tiene claro, triunfa porque refleja una situación social.
Como productor de documentales y programas de televisión pienso que hay diferentes formas de contar con una historia lo que le está pasando en la economía. En Studio Lambert producimos dos programas de éxito que probablemente sólo existen porque reflejan el espíritu económico de su tiempo (Undercover Boss en la CBS y The Fairy Jobmother. Arianna Huffington fue muy amable al decir que los interiores de Undercover Boss iluminan cada semana en el abismo entre los americanos ricos y los americanos pobres. Ella pensó que el programa puso el dedo en la llaga, como las demuestran los números de las estadísticas que constatan que hace treinta años, los altos ejecutivos y responsables de las 500 empresas más grandes ganaban un promedio de 30 veces más de lo que ingresaban sus trabajadores y ahora ganan 300 veces más. 
Stephen Lambert. Documentary Filmmaker. The Huffington post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario