19 de septiembre de 2009

CONFINADOS EN LA RESERVA, DISTRITO 9

El cine siempre me ha producido un efecto relajante y muchas veces euforizante. Como llevo unos días "apaleado " en el trabajo me he ido solo a ver Distrito9 Y ha funcionado el cine me ha permitido recuperar el aliento.



He visto una película con una estructura narrativa atrevida. Las imágenes mezclan tratamientos clásicos del cine, con fragmentos propios de informativos de televisión, con tomas realizadas con todo tipo de cámaras propias del ejército (seguridad, infrarrojos, etc.).
La historia parece de ciencia ficción pero yo creo que es muy clásica, si la despojas de la innovadora estética, en el cine. Un buen hombre es enviado a la frontera para reorganizar a unos marginados, inadaptados confinados en una reserva (que en este caso son extraterrestres). Este sencillo personaje (iluso, enamorado, con suegro y hermosa mujer) se convierte en héroe que lucha para que un padre y un hijo regresen a su hogar. Y, como todo héroe que se precie, termina fuera de la ley, se queda fuera de lugar, fuera del hogar.


En algunos momentos me parecía estar viendo una película del oeste con el séptimo de caballería asaltando una reserva india. También me ha recordado a ese científico de la película La mosca de Cronemberg, al que las mutaciones de su cuerpo le obligan a vivir como una mosca.
Y, como no, al comienzo de Ciudadano Kane, son las imágenes de un informativo (en la película de Welles el informativo es parecido al NODO y en esta es un informativo de televisión) las que confirman al espectador la realidad de la historia.
También he visto una estructura narrativa equivalente en el comienzo de los capítulos de la serie The Corner . Todos tienen un preludio en el que un personaje de la serie habla dirigiéndose a un lado de la cámara en el que se supone que está un periodista que hace preguntas. Y explica con la estructura visual de una entrevista real emociones propias del personaje que interpreta.


El juego de texturas visuales en Distrito 9 es perfecto, pasamos de imágenes claras y nítidas en las que queda totalmente escondido el autor a la forma del cine clásico a imágenes de cadenas de Tv, de grupos militares, de puntos de seguridad etc. en las que las firmas evidentes en pantalla esconden todavía más la presencia del autor.


El director es Neill Blomkamp graduado en animación en la Vancouver Film School y la historia tiene su génesis en el cortometraje del mismo autor Alive in Joberg.
Puedes ver un trabajo realizado para Adidas: Yellow.



Parece que era cierto aquello que te contaban en la facultad de que cuando el entorno se hace irrespirable la oscuridad de una sala de cine puede ser tu salvación. El cine es una puerta de salida en momentos de crisis.

2 comentarios:

  1. Sí señor. A mí me parece una estupenda película.

    Respecto al cine como salvación. ¡Qué voy a decir yo! Estoy totalmente de acuerdo. La de días que eran un desastre y que se han visto salvados gracias a una buena (o incluso no tan buena) película.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría compartir una sensación que me provoca esta película, y es que según va avanzando la narración, el carácter del film me desentona más, me golpea, no sé qué sacar en claro.

    Decir que tiene un arranque que me hechizó, con esa mezcla de realización de documental por testimonios y reportajes a lo "Callejeros", añadiéndole verosimilitud, humanidad y licencias: "Lo que vemos aquí podría ocurrir cualquier día".

    Ahora bien, tanto como me seduce la técnica, me golpea el mensaje, con ese desenlace que estalla en una bomba de adrenalina, tiros, tacos y cuerpos estallando bajo metralla de un robot.

    Pienso que su propuesta inicial se podía haber encaminado hacia otro tipo de soluciones del drama, ya que ese mensaje (más directo o indirecto) de denuncia social, de xenofobia, discriminación y de sobrepoblación(problemas del mundo actual) puede dar mucho de sí.

    Tal vez es solo mi sensación, pero poner a los negros una vez más como piratas traficantes de armas, al gobierno como un grupo conspiratorio de manipulación social,y el prota masacrando a "los malos", es peligroso, puede llevar al bostezo.

    Eso sí, hay otros muchos elementos que me parecen asombrosos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar