22.4.09

DE NUEVO EL CINECLUB

Me han regalado un pequeño libro: Cineclub (The film Club) David Gilmour y me está gustando: sencillo, claro, didáctico y que hace un recorrido por las películas de forma muy personal y las emociones en la palma de la mano.


En la página 20:

- Quiero que veas tres películas a la semana conmigo. Yo las elijo.
- Estás de broma- dijo él acto seguido.
No perdí el tiempo. Al día siguiente por la tarde le hice sentarse en el sofá azul del salón, a mí izquierda, corrí las cortinas y le puse Los cuatrocientos golpes (1959), de François Truffaut. Me pareció una buena forma de introducirlo en las películas de arte y ensayo europeas, que sabía que iban a aburrirle verlas. Es como aprender una variación de una gramática regular.
Truffaut, le expliqué (quería ser breve), accedió a la dirección de películas por la puerta de atrás; era un estudiante que había abandonado el instituto (como tú), evitó el servicio militar y era un ladrón de poca monta, pero adoraba las películas y se pasó su infancia colándose en del París de la posguerra.
...
Es muy adecuada esta presentación, yo la he intentado hacer alguna vez en clase, seguro que con menos acierto narrativo, pero siempre me funciona, los alumnos cuando escuchan el relato de la apasionada vida de este director abren los ojos y atienden. A partir de esto, recorro las páginas descubriendo películas que ya conozco y comentarios que suscribo, el libro se deja leer sin esfuerzo.
El libro es muy útil para tener una guía de películas que recomendar a nuevos alumnos. Espero utilizarla en algún proyecto de visionado, esos de los que siempre hablamos entre profesores pero que nunca ponemos en práctica.

2 comentarios:

  1. Una pequeña pregunta:

    ¿David Gilmour? ¿De Pink Floyd?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No Marci que yo sepa no es el músico.
    Un saludo.

    ResponderEliminar