5 de noviembre de 2007

UNA IMAGEN MÁS DESCRIPTIVA DEL ALCOHOL, 2

Esta mañana he preguntado lo siguiente en clase:
¿ Es normal tomar 8 cubalibres una noche de fin de semana?
La respuesta ha sido: sí, en todos los grupos de jóvenes se consume esta cantidad de alcohol, sin ninguna duda.
El periódico EL PAÍS publica esta mañana el siguiente reportaje:
Alcohólicos compulsivos de 20 años. Un nuevo patrón de consumo hace estragos en la salud de los jóvenes: la borrachera total y ocasional - EE UU, la UE y la OMS dan la alarma
En el reportaje el periodista reflexiona y pregunta a todos los implicados en el tema:
  • Los padres. ¿Y por qué? La permisividad de los padres ante el alcohol mientras concentran su preocupación en las drogas.
  • Los chicos. David tiene ahora 21 años, es alcohólico y ha iniciado un programa de terapia en el centro de desintoxicación Reciella.
  • Las autoridades:
    • El Ministerio de Sanidad y Consumo y jefe de la Unidad de Toxicomanías del Hospital del Mar de Barcelona.
    • El Centro de Investigación Biomédica en Red y el Instituto de Salud Pública de la Comunidad de Madrid
  • Los terapeutas.un profesional que trabaja para el Proyecto Hombre.
Y no menciona en ningún momento a los medios de comunicación y yo pienso que también son implicados. Por ejemplo: podría calcular el dinero que ingresa su periódico por publicidad de alcohol dirigida a jóvenes. Lean EP3, y escuchen Los 40 Principales.

5 comentarios:

  1. yo lo que no entiendo es qué coño (con perdón de la expresión) ven de divertido en beber hasta vomitar, que al día siguiente mides lo bien que te lo has pasado por lo poco que recuerdas.
    yo, a mis 21 años, como todos, he bebido hasta vomitar, pero no lo he hecho un día si y otro también, sino que ahora, cuando salgo, me tomo una, dos o tres, pero nunca hasta emborracharme (salvo en Nochevieja).
    Luego se extrañan cuando alguno de sus amigos acaba en el hospital, o cuando sale en las noticias: un joven queda parapléjico tras un accidente por conducir bajo los efectos del alcohol. lo primero que piensas es: que gilipollas, pero no te das cuenta de que el siguiente gilipollas vas a ser tu, o alguno de tus amigos, porque tambien sois gilipollas, aunque todavia no lo sepais.

    ResponderEliminar
  2. Hoy he preguntado
    ¿Hay en vuestro grupo algún amigo que beba más de ocho cubalibres una noche de viernes?
    Y la mayoría han respondido que si.

    Algo no funciona. Algo no sabemos contar.

    ResponderEliminar
  3. Porqué los jóvenes piensan que pasárselo bien es sinónimo de emborracharse o drogarse. No lo comprendo, creo que disfrutas mucho más con los cinco sentidos bien despiertos.
    Que fácil es culpar a los padres de todo. Los jóvenes se guían mucho más de lo que viven en la calle que de lo que sus padres intentan inculcarles, además ¿como controlas a un chaval de 18 o 20 años cuando sale por la puerta?.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que no es normal y el que diga que sí y se ría hasta se enorgullezca de ello, entre otras cosas es un estúpido, por decirlo sin ofender demasiado. Todos bebemos alcohol cuando salimos de noche, excepto el que conduce o el que tiene problemas de salud, es más yo soy el primero que puede descontrolarse pero nunca he llegado a los 8 cubatas en una noche ni a las 15 cervezas (quizá a 6 o 7 cervezas y ese es mi record, fue un dia puntual y algunas eran Sandys). La verdad no se que ventajas se sacan de machacarse el hígado de forma tan brutal sólo porque sí... si, bebes que sea por algún motivo por muy absurdo que parezca, porque al menos sabrás porque lo haces. Tendrán algo que ver las macrofiestas??, la capacidad que tenemos nosotros y los que vienen detrás (sobretodo ellos que empiezan cada vez antes) de intentar parecer más mayores por beber?, sin duda alguna yo voto por la b), es decir, al ser una cuestión social: si no bebes hasta emborracharte no lo pasas bien porque no haces amigos, tan absurdo como eso... y como he dicho antes, el que diga que es mentira o incluso se ponga la condecoración por beber mas cubatas que nadie sin ponerse lo suficientemente borracho... será un gran ejemplo de lo que he querido decir.

    Un saludo. J.Coronado

    ResponderEliminar
  5. Susana.
    Los jóvenes cuando salen por la puerta son dueños de si mismos y yo creo que la mejor manera de ganar la batalla contra el alcohol es creer en ellos, y no dejar de comentarles su responsabilidad con ellos mismos y con su entorno (contra la publicidad que le propone alcohol y más alcohol como solución a sus todas su inquietudes y problemas.

    Javier.
    Estoy de acuerdo cuando uno presume de beber más que nadie es que tiene un problema y el psicólogo tiene que actuar cuanto antes.
    Eso hay que comentarlo en todos los lugares, alternar, disfrutar, compartir si existe la libretad de decidir como, dónde y cuando es algo fantástico.
    Pero beber, porque lo anuncian en Tv o porque no se tiene otra cosa que hacer o porque no se sabe hacer otra cosa, es de estúpidos.

    Gracias por colaborar

    ResponderEliminar