25.7.15

Emociones con nombre propio


Del revés, la película en la que Pixar ha puesto rostro y color a las emociones me ha gustado. La hora sentado en la butaca ha merecido la pena. Aunque hacía calor en la sala, abandonas Kinépolis con una sonrisa en el rostro. 
He reconocido a las emociones que conviven en la mente de una niña y cómo es su trabajo diario. Ha sido una bonita experiencia, como espectador, contemplar la batalla desarrollada por las emociones para equilibrar la mente de una chica de once años.

En el origen del proyecto está Pixar, productora fundada por mentes creativas como las de Steve Jobs y John Lasseter, donde se confía en los directores para que cuenten historias que les apasionan. Por cierto, el corto Lava, no me gustó.




El trabajo del diseñador de producción Ralph Eggleston establece una diferencia visual entre el mundo de la mente y el mundo real, con lo que consigue que el público sepa en todo momento donde se desarrolla la acción. Kim White responsable de iluminación
"En un principio hemos saturado el mundo real para aproximarlo al mundo de la mente, para que se reconociera que fue una época feliz para la niña protagonista". "Más adelante en la película dessaturamos los colores en la mente para mover este espacio hacia el mundo de los humanos, porque las cosas ya no son tan buenos en la mente, y no lo serán nunca más. Fue muy divertido trabajar la luz naturalista del mundo humano y luego, de repente cambiar para mostrar la luz del mundo más teatral de la mente".


Para construir el ambiente sonoro que existe en la mente, han contado con el diseñador de sonido Ren Klyce, responsable del sonido de películas como "Her" o "El Club de la Lucha".



La película permite muchas lecturas. Delante del teclado recuerdo fascinado la descripción psicológica que hace de las emociones más significativas: alegría, tristeza, ira, asco y miedo. Uno se sorprende al encontrarse con un guión lleno de términos psicológicos. Ha contado con asesores como Dacher KELTNERprofesor que estudia la función social de las emociones y con Paul Ekman doctor experto en describir cómo expresamos nuestras emociones.

Uno piensa que la emoción más importante es la alegría y se encuentra que la verdadera estrella de la película es la tristeza, 

"Del revés es una película sobre la pérdida y describe lo que las personas ganan cuando se guían por sentimientos de tristeza.Nosotros tenemos algunas contradicciones con la representación que se hace de la tristeza en esta película. La tristeza es vista como un lastre, un personaje débil que alegría arrastra por la mente de la niña. La ciencia tiene otros datos, los estudios demuestran que la tristeza se asocia con una actividad fisiológica elevada, estimula al cuerpo para responder a la pérdida. Y en la película, tristeza es desaliñada y desagradable. Muchas veces, en la vida real, una persona triste saca a otras personas de su comodidad y las ayuda.


Cuando las emociones, en su recorrido por la mente de la niña, entran en Dream Productions, es para mi una secuencia especialUna fabrica de sueños formada por profesionales del audiovisual nutre de imágenes a la mente de la protagonista mientras duerme. 
Encontrarse con un grupo de técnicos de televisión trabajando en un plató mental es una idea brillante ¡Cómo me ha gustado esta metáfora!


La historia termina con una llamada al orden, todas las emociones están controladas y organizadas con el equilibrio mental que proporciona el entorno familiar estable. Aunque los agujeros negros permanezcan abiertos y podamos caer en ellos en cualquier momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario