9.5.13

Los castillos del poder

House off cards describe el comportamiento de los políticos, su lucha diaria por el poder en la ciudad de Washington. Es la adaptación americana de una serie inglesa

Una estructura narrativa muy clásica, con la cámara colocada en el lugar más apropiado para describir cada secuencia. Y una puesta en escena limpia y clara, sobre todo en la sobria casa del político protagonista donde todas las composiciones son estáticas y equilibradas.

En oposición a The West Wing, realizada con vertiginosos movimientos de cámara (continuo uso de la esteadycam), aquí las líneas sobrias de los espacios que describen los encuadres marcan el desplazamiento de los personajes.
La cabecera está compuesta por varios time-lapse de edificios institucionales y espacios menos significativos de la ciudad. Nos propone unas estructuras de piedra por las que pasa el tiempo y no se alteran, son espectadores impertérritos a las vicisitudes humanas que recorren sus laberintos.



Como elemento narrativo destacado en la serie se encuentra la mirada a cámara del protagonista. En momentos clave de la historia el personaje principal mira directamente al objetivo describe sus planes y comenta las reacciones de sus oponentes. El espectador es cómplice, confesor de las estrategias de poder diseñadas por el protagonista.



Recuerdo un par de soluciones de realización que me han llamado la atención: 
Un plano contraplano diálogo entre tres personajes construido colocando la cámara en el eje y mostrando la espalda de los personajes. y el frontal de otro. 
Y un plano picado subjetivo de un reloj, con las manillas y los números difusos en primer término.



Una serie que muestra la erótica del poder desnuda sin trapos de diseño que la cubra. Como en la vida misma personajes que renuncian a todo para conseguir un lugar en la cadena de mando. 
En el capítulo 6 se describe paso a paso como se desactiva desde el poder una huelga de profesores de la enseñanza pública, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario