17.3.12

CUANDO LOS VIDENTES SE DUERMEN SUENA LA MÚSICA

Pasadas las cuatro de la mañana la música gana la partida a los videntes y a los concursos. Siempre que puedo, cuando tengo tiempo, cuando no quiero dormir, recurro al zapeo para ver lo que ponen en Televisión. Ayer, de madrugada, encendí la pantalla del salón y comencé a recorrer los canales de la TDT, grata sorpresa, las cadenas públicas ofrecían musica y no eran las únicas, los programas de llamadas para sacar dinero al espectador ingenuo en las cadenas generalistas daban paso a actuaciones musicales.
  • La 1 y la 2: TVE es música.
  • Neox y Nova: Únicos.
  • CMT. "CMT es música"
  • Tele5: En concierto y Fusión sonora.
Me gustó el de La 1: Tve es música, el programa producido para televisión española por Mapamúsica. Está realizado con criterio por Martin Straijer. Siguiendo en todo momento el ritmo y las puntuaciones propuestas por los músicos.


Las otras realizaciones, las del resto de las cadenas, resultan pobres, vacías, distantes y no son más que una superposición de planos sin sentido. En internet no he encontrado responsables de producción ni de realización. Si van a ganar la partida a los magufos, por favor cuiden la realización.

Ampliación:
En Chica de la Tele he encontrado una explicación económica a la música de madrugada. En los comentarios de la entrada “La mañana de La1 sin bocatas” Bruno lo cuenta así::

Voy a tratar de explicarlo, que no es facil, con el ejemplo de T5:
T5 paga un canon fijo anual a la SGAE, una cantidad “acordada” entre ambas partes, que se calcula en base a sus ingresos, con una cuota de +/- un 3% (la SGAE ingreso por esta via, canon de las tvs, unos 57 millones de euros en 2010, por lo que podemos deducir que la parte correspondiente de T5 debe ser de importancia).
Cada dia, T5 y el resto de las cadenas, envian a la SGAE una relacion completa de los derechos que se han generado en su programacion. Es en base a estas declaraciones que la SGAE hace el reparto de derechos a los autores.
A la hora de hacer este tipo de declaraciones, se tienen en cuenta estos factores:
- El tiempo de emisión
- Tipo de obra (ficción, publicidad, programa)
- La clasificación del repertorio
- La franja horaria de emisión

Estos dos últimos apartados son claves a la hora de entender el porqué de la masiva presencia de música e intérpretes en la parrilla de T5, y en especial en los Call Tvs.
Clasificación del repertorio (datos SGAE):
Mientras que un fondo musical tendria un coeficiente 1.7, una sintonia un 2.5 y una ambientacion musical un 7.5, la ejecucion humana tiene un coeficiente de 30.0
Franja horaria de emisión (datos SGAE):
1.De 02,01 horas a 08,00 horas Coeficiente 1
2.De 08,01 horas a 14,00 horas Coeficiente 2
3.De 14,01 horas a 18,30 horas Coeficiente 3
4.De 18,31 horas a 20,30 horas Coeficiente 2.5
5.De 20,31 horas a 00,30 horas Coeficiente 5
6.De 00,31 horas a 02,00 horas Coeficiente 2

Paralelamente T5 tiene su propia editorial musical, que casualmente es la propietaria de los derechos de autor de la gran mayoría de la música que se emite durante su programación.
Así, mediante las declaraciones de derechos diarias, consigue recuperar por esta vía gran parte del canon abonado a la SGAE (aunque hay que tener en cuenta que la SGAE practica una retención en concepto de gastos de administración de un 13%).
Además,la ejecución humana tiene un coeficiente ponderador (30) muy superior a ambientaciones musicales (7,5) y fondos (1,7), lo que explica la presencia de las orquestas en imagen (requisito indispensable)
En todo caso, es evidente que se obtienen mayores ingresos por esta vía en un minuto de call tv (30 x 1) que en 1 minuto de fondo en prime time (1,7 x 5). El negocio es mas redondo si cabe si tenemos en cuenta que el call tv no le cuesta un euro a la cadena, es la propia productora la que financia la produccion a cambio de la cesion de la franja de emision por parte de la cadena, que tambien se queda con la mayoria de los ingresos generados.
Es imposible saber que cantidad exacta se recupera mediante esta via, pero sin duda negocio es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario