3.1.12

EL CINE EN EL CINE

Estas navidades he vuelto a las salas de cine, de nuevo he vivido la experiencia de asistir sentado y concentrado en la gran pantalla para ver y escuchar una historia rodeado de gente. Y me ha gustado. He vuelto a ver en pantalla grande más de tres películas en una semana y solo me ha dolido en el bolsillo, es un vicio caro.



En el cine de arte y ensayo he visto El Havre y La fuente de las mujeres dos historias llenas de optimismo y con finales felices. He visitado con mi hijo una sala de cine de feria para ver Acero Puro de la factoría Spielberg-Zemeckis y he disfrutado como un niño.



Me gusta el cine, me encanta sumergirme en historias que proponen reflexiones actuales como la de la emigración y la de la liberación de la mujer. Y también me divierte subirme a la montaña rusa de los fuegos de artificio tecnológico que permiten a un niño recuperar al padre soñado.

Ahora volveré a recuperar a los espías de Homeland y me pondré a ver ‘Black Mirror’y disfrutaré de estas nuevas pantallas porque me gustan y porque me sale más barato, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario