27.7.10

LOS BUSCADORES DE FNL



En esta serie la familia es el centro, el matrimonio y sus dos hijas son el eje sobre el que se desarrolla la trama. Como en las clásicas historias americanas dentro de esta familia está la salvación. Los conflictos la rondan pero no le hacen mella. Todos los grupos familiares del entorno son problemáticos y sus conflictos surgen de la imposibilidad de fundar una familla. Padres ausentes, madres drogadictas, amores imposibles, etc.

Creo que es una serie muy clásica en su guión. Cuenta lo que ocurre entorno al equipo de fútbol en una ciudad de provincias americana. La estructura tradicional social que refleja tiene su lado religioso. Se hace referencia a la necesidad de la visita a la iglesia el fin de semana en varios capítulos y rezan varios "padrenuestros" en la temporada. También muestra un enfrentamiento entre la comunidad de un lado la parte religiosa proabortista y del otro la antiabortista.

La imposibilidad de formar una familia ejemplar justifica muchas de las tramas. Tim Riggins no puede entrar en casa, vive fuera en una caravana. Es como Ethan en Centauros del desierto, la película de John Ford, tiene que sacrificarse para que su hermano pueda crear una familia.

Cada dos capítulos la trama tiene un partido trascendental que resuelve en pocos minutos con maestría, con las jugadas más importantes y su perfecta integración dramática en la trama de la serie. Los partidos de fútbol americano se juegan los viernes por la noche y centran la atención de toda la comunidad. Las resoluciones estéticas de los partidos son como los resúmenes de un informativo deportivo: dos o tres jugadas clave, repetidas a cámara lenta. Creo que su estructura visual es uno de los grandes hallazgos estéticos de la serie.

El diseño de realización (Peter Berg (Hancock) y Brian Grazer) me gusta porque no es nada clásico. Jeffrey Reiner, coproductor ejecutivo, que ha dirigido algunos episodios, cuenta en una entrevista su forma de trabajar:
Acabamos de marcar. Yo digo: 'Quiero una cámara aquí y una cámara aquí. La tercera cámara - ¡que me sorprenda!
Esa tercera cámara, incluso si se graba la escena de una manera tradicional, la tercera cámara encontrará un punto de vista diferente. Así que, en ese momento, si se pone al ángulo de la cámara tres se está viendo la escena desde un lugar radicalmente diferente
.
Con este método no es de extrañar que me gusten y me sorprendan los siguientes detalles de la realización:
  • Los encuadres generales atípicos en los que se busca sorprender (grandes picados y contrapicados) muy exagerados como el gran plano general del campo de juego del barrio marginal.
  • Los planos generales interiores de las habitaciones, en los que los personajes se encuentran perdidos, confundidos entre los muebles del interior.
  • Los planos casi siempre contienen objetos, en un primer término y desenfocados.
  • La posición variadísima de la cámara en los encuadres para construir los planos contraplanos (picados, contrapicados, planos detalle, etc.)
  • El movimiento continuo de la cámara ( nunca está fija) que se utiliza para crear tensión y centrar la atención en la mirada de los personajes.
  • El juego de color que permite en trece capítulos un traspaso emocional del azul al rojo como color de referencia, como color de emociones positivas.
Productores ejecutivos, con o sin coleta, copiar la idea. En una capital de provincias española, del sur, la historia de un entrenador de fútbol que cohesiona un equipo de jóvenes y mantiene una familia moderna pero clásica (de misa de domingo). Tiene de todo: adolescentes, niños, padres y abuelos. Podría ser la nueva serie para la parrilla española. El entrenador con bigote y un hijo con problemas, el capitán enamorado de la reportera de la televisión local, ....,etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario