30.12.09

LA ELIPSIS

Hay días en los que el paso del tiempo real se muestra claro e inevitable. Tan inevitable que nos conviene refugiarnos en las historias, en el cine; donde el tiempo se esconde, sin asustarnos, en los pliegues de la narración.

A un click tienes saltos en el tiempo constr
uidos para mirar desde fuera, desde una butaca:




No hay comentarios:

Publicar un comentario