23.9.09

EL TELEPROMPTER POLÍTICO

El teleprompter es una herramienta de trabajo que se utiliza mucho en los platós de televisión. Permite una comunicación más directa entre los presentadores y su audiencia. Esta tecnología ha llegado a los políticos (porque cada vez interactúan más con las cámaras de televisión que con otros políticos). Esperanza Aguirre lo ha llevado a la Asamblea de Madrid convirtiendo sus intervenciones en actuaciones hechas para ser grabadas por la tele, más que para ser dialogadas con sus oponentes políticos.

Antoni Gutierrez Rubí en su entrada ¿Quién teme al teleprompter? describe algunas ventajas de esta herramienta:
1. Garantiza la imagen audiovisual del orador (mirando a cámara, mirando al público, sea presencial o no)
2. Refuerza las ideas clave con un “corte limpio” (secuencia breve y sintética que recoge la idea fuerza del orador)
3. Aumenta la fotogenia del orador, ofreciendo mejores planos fotográficos.
4. Permite improvisar sin dificultad. Con práctica, es muy eficaz y polivalente.
5. Asegura un guión previamente establecido, garantizando la consistencia del mensaje y su difusión. Y exige escribir los textos pensando en ser “leídos” en el teleprompter: más cortos, más certeros, más eficaces.
6. Evita el ocasional traspapeleo y una caída involuntaria de las hojas que provoca el desconcierto y el nerviosismo del orador y de los asistentes al acto.
7. Es barato: reutilizable, amortizable, adaptable a interiores y exteriores.
8. Predispone mejor el resto de los elementos del escenario: atril, iluminación, señalización, micros.
9. Obliga a usar el atril, favoreciendo el plano centrado y protagónico del orador.
10. Consolida la gestión digital de los documentos de texto. Ya que exige ordenador, lápiz óptico, conexión on line, versiones digitales. El teleprompter exige equipos y tecnología. Y todo ello mejora y ayuda.
Estas valoraciones se pueden utilizar para convencer a los presentadores de televisión, aunque creo que todos están convencidos de que utilizarlo enriquece su trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario