31.12.08

FELIZ AÑO NUEVO

Cuando abrimos la puerta de un incierto próximo año, no está demás ser un poco optimistas y creer en la juventud. Una investigación sobre los jóvenes actuales dice de ellos lo siguiente:
Como la primera generación global de la historia que son, los Net Geners son más listos, rápidos y más tolerantes respecto a la diversidad que sus predecesores. Les importa mucho la justicia y los problemas que afronta su sociedad, y suelen estar involucrados en algún tipo de actividad cívica en el colegio, en el trabajo o en la comunidad.
(...)
Esta generación está comprometida políticamente y percibe la democracia y el gobierno como herramientas clave para mejorar el mundo…

Ocho características o normas describen al típico miembro de la Generación Net y le diferencian de sus progenitores del baby-boom de los 60. Valoran mucho la libertad y la libertad de decisión. Quieren personalizar las cosas, hacerlas a su gusto. Son colaboradores natos, que disfrutan de una conversación, no de un discurso. Investigarán con lupa a ti y a tu organización. Insisten en la integridad. Quieren divertirse, incluso en el trabajo y en la escuela. La rapidez es normal. La innovación es parte de la vida.

Lo he copiado de: 233 grados, El mañana les pertenece. Don Tapscott ha escrito Grown Up Digital, es el resultado de una investigación valorada en cuatro millones de dólares que ha incluido 10.000 entrevistas en muchos países.
Otro libro en la línea de Generación Einstein: Más listos, más rápidos, más sociables.

Bueno, pues eso, con estas reflexiones os deseo

4 comentarios:

  1. Podria ser un ejemplo de como el ser humano aprende de los errores del pasado aunque no los haya cometido el mismo, solo con el conocimiento y mediante la compresión nos damos cuenta de como podriamos hacer mejor las cosas.

    Cambiar los valores tradicionales y convencionales nunca tubo que ser un inconveniente, es un punto clave a la hora de prosperar y cambiar el modo de pensar.

    Un gran libro tiene que ser, espero poder adquirirlo con facilidad por aquí.

    Un saludo Pedro, gracias por el artículo y te deseo:

    Un FELIZ AÑO NUEVO (y para toda tu familia)

    ResponderEliminar
  2. Tiene muy buena pinta el libro.

    Lo de la Generación Net parece interesante... la verdad, yo siempre me he considerado más bien apolítica (no me interesa la política aunque la considero necesaria, igual que el voto), pero nunca me he planteado en serio si lo que pasa es que los métodos tradicionales de hacer política me aburren.

    Me ha llamado la atención lo de "disfrutan de una conversación, no de un discurso". Creo que si los jóvenes hiciéramos la política más interesante y dinámica, habría más involucración por parte de la gente que, al igual que yo, pasa de los temas políticos.

    Me ha gustado esta entrada, me ha hecho reflexionar :)


    Feliz Año para ti y los tuyos!

    ResponderEliminar
  3. Hola Marcin y ptdfsa, FELIZ AÑO.

    Yo creo que los jóvenes tienen ganas de hacer las cosas bien, que quieren cometer sus propios errores y que tienen que hacer las cosas a su manera.
    Con las posibilidades de conocimiento que tienen a su alcance la nueva generación puede hacer muchas cosas buenas y diferentes de las que conocemos (los profesionales de la comunicación en los últimos 10 años han cambiado radicalmente). De su trabajo y su capacidad depende el futuro cuanto antes les demos paso (paso no son los trabajos basura) mejor.

    Eso, que FELIZ AÑO Y BUENAS VIBRACIONES PARA LOS JÓVENES.

    ResponderEliminar
  4. Hoy 6 de Enero me ha sorprendido gratamente levantarme por la mañana y encontrarme este regalo de Reyes. Al fin aparecen estudios que demuestran con estadísticas que la generación venidera va a marcar un punto de inflexión en la historia de la humanidad. Los resultados callarán seguramente a aquéllos que nos han intentado convencer de que se trata de una generación más superficial, inculta y despilfarradora que las anteriores. Muy al contrario se trata de personas sensibles que no pueden soportar que en el Telediario se les muestre la imagen de un niño descuartizado y al segundo siguiente un anuncio de perfume con la modelo de turno o una noticia sobre los tipos de chocolate que existen en los supermercados. Hoy mismo estoy convencido de que la gran mayoría no se habrán levantado para comprobar si los Reyes Magos les han traído la última Playstation, sino para informarse en los medios de comunicación acerca de si ha llegado el dinero que mandaron para combatir la malaria o ayudar a las víctimas de los conflictos de Congo o Sudán. Además afortunadamente esta generación ha podido disfrutar de un sistema educativo mucho más avanzado que cualquiera de los anteriores, y ha adquirido la lectura más como una necesidad vital más que como un hábito y fruto de ello es que sus maestros comprueben día a día, al escuchar conversaciones de sus alumnos o en los exámenes, cómo su vocabulario se va enriqueciendo y cómo manejan el castellano mejor incluso que el mismo Cervantes. No en vano el cine y la televisión, conscientes de ello, han tenido que variar su oferta y prescindir de aquellas películas y series que trataban temas estúpidos con diálogos inverosímiles para dar cabida a obras de arte que estimulen el intelecto. No hay duda de que todos estos indicios anuncian cambios positivos a lo largo del siglo XXI: La política dejará de ser el arte de poner parches y pasará a buscar la raíz de los problemas para darles solución, se reducirán notablemente las diferencias entre mundo rico y mundo pobre y los conflictos armados, y sobre todo, quedará demostrado que eso de que ya somos 6750 millones de humanos y que el crecimiento de la población mundial va a originar tarde o temprano una catástrofe maltusiana (quizá no por falta de alimentos pero sí por falta de agua o combustibles fósiles), es una pamplina. En este planeta hay recursos de sobra para todos y si no nos vamos a otro, que yo mismo he visto que se puede viajar a planetas lejanos y colonizarlos en una serie que se llamaba Star Trek. No hay por qué preocuparse, amigos. Estamos de enhorabuena. La Generación Wii cambiará el signo de los tiempos. Felices fiestas y feliz turrón.

    ResponderEliminar