15.2.12

UN DIRECTO DE TELEVISIÓN

En la radio dicen que Adriano Cellentano ha vuelto a la Rai. La televisión está de enhorabuena ha vuelto el espectáculo en directo, con todo el riesgo ideológico y técnico sobre el escenario. Los imprevistos saltan a la vista y forman parte del espectáculo: el texto que se olvida, la cámara que no está, el micrófono que no suena, etc.

Miro mi caja tonta y hoy la encuentro más tonta que nunca. Más hueca que nunca. El directo no existe, ha muerto. Me consuelo con esto:

No hay consuelo. Me voy al ordenador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario