5.6.11

TENIS. ENTRE LO CLÁSICO Y LO BARROCO



Hoy he visto el partido de tenis Nadal Federer. de Roland Garros. Ha ganado, con autoridad, Nadal. Sigue sorprendiéndome la capacidad de trabajo de nuestros jóvenes. Como para triunfar, y tener éxito es imprescindible competir en el mercado exterior.

La sociedad española está mayor, un poco anquilosada, en el entorno profesional está todo el pescado vendido. Triunfar en este entorno es muy difícil. Saltar de becario a estrella en cualquier trabajo en el mercado interior es casi imposible. Los que luchan en el exterior, los deportistas, tienen más opciones.

La realización del espectáculo para televisión me mantiene el limpio clasicismo  y la barroca invocación. Clásico con un plano general desde el fondo de la pista para ver la disputa de los puntos en la cancha y barroca innovación con la cantidad y la variedad de planos entre punto y punto.

El plano general desde el fondo de la pista nos muestra el partido, claro y severo, sin ninguna floritura. Permite al espectador seguir el juego sin ninguna distracción.

Los planos entre punto, eso es otra cosa, el realizador tiene claro que cuanto más ponga mejor y decide pinchar muchos. También tiene claro que cuanto más raros mejor y propone grandes planos generales con la grúa exterior, travellings desde la tribuna, detalles entre la escalera del árbitro, etc.
Esta variedad en número y forma no me ha parecido adecuada, me distraía mucho del partido. Y estaba más tiempo pendiente de las cámaras que de los jugadores.

Por el contrario, si he agradecido los planos de las personalidades que disfrutaban del partido, Porque esto no deja de ser un espectáculo y en las gradas también hay que mirar.


He disfrutado del partido, pero en el salón de mi casa me han sobrado planos que solo servían para delatar la presencia del realizador y algunas veces llegar tarde al saque.  A este le daba yo tres cámaras para el próximo partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario